Copenhague a casi 2 años de mi llegada: mi experiencia

A casi 2 años de haberme mudado a Dinamarca, y específicamente a Copenhague, escribo acerca de mi experiencia como extranjera en este país y esta ciudad. Antes de empezar, quiero aclarar que lo que escribo es única y exclusivamente mi opinión basada en lo que he visto, vivido y lo que mis amigos hispanohablantes más cercanos me han comentado, con lo cual quiero decir que mi relato puede diferir de otros relatos. Esto me parece bien, ya que las experiencias de todos nosotros son diferentes.

¿Por qué escribo esto? Porque he visto que hay muchas personas que vienen por acá sin estar preparados como se debe, en parte por cómo la prensa internacional perfila a Dinamarca como una de las sociedades del bienestar, sin escribir algunos de los contra de ser extranjero acá.

Lo bueno es que con el internet y las redes sociales, cada vez es más fácil el buscar paisanos que ya residan aquí y preguntar, investigar, cómo va la cosa realmente. De hecho, este escrito es inspirado en lo que he leído en varios grupos de Facebook, donde extranjeros de varias nacionalidades preguntan sobre la situación actual en este país, ya que en los nuestros la cosa está muy dura. Mi intención no es la de desanimar a nadie, ya que pienso que uno por su mejoría hasta su casa dejaría, sino simplemente poner las cosas tal cuales yo las veo.

Lo que me gusta
La seguridad social acá es buena: la educación (a niveles primario, secundario y universitario) es subvencionado por el gobierno y los altos impuestos que paga todo el que trabaja (legalmente) para los ciudadanos de la Unión Europea, el sistema de salud es gratis para todos los residentes (legales). Tan pronto a uno le dan el CPR (número de identidad danesa), tiene uno derecho a clases gratis de danés. Cabe destacar que aquí, como en otras partes del mundo, hay escuelas privadas y allí sí se paga (y mucho).

Los beneficios de maternidad y paternidad también son buenos, según me cuentan, pero no tengo hijos y por lo tanto no puedo opinar.

Hay poca o casi ninguna corrupción y la mayoría de los trámites para con oficinas del gobierno se pueden hacer por internet.

Hay muchos parques y áreas verdes y es un país relativamente tranquilo en cuanto a tránsito vehicular de noche. También, al menos en Copenhague (porque no puedo hablar de las otras ciudades), el transporte público es efectivo.

En la mayoría, sino todos, los cafés adonde he ido, hay revistas o periódicos que se pueden leer en el lugar, así como juegos de mesa que se pueden prestar a los comensales. También hay muchos que ofrecen internet wifi gratis.

El sistema de bibliotecas es excelente: también subvencionado por los impuestos, las bibliotecas tienen una buena selección de libros en todas las áreas y en varios idiomas. Y si el libro que busco no está en mi biblioteca local, pero está en otra biblioteca que tiene acuerdos de colaboración con la mía, puedo pedir dicho libro y mi biblioteca me avisará cuándo lo puedo ir a recoger. Así mismo, lo devuelvo en mi biblioteca y ellos se encargan de devolverlo a su respectivo dueño (por así decirlo).

El día de trabajo es corto: 7 horas y media por día, 37 horas a la semana, con lo cual se tiene tiempo para las actividades fuera del trabajo. No está bien visto el trabajar horas extra así porque sí.

De seguro hay otras cosas que me gustan, pero de momento las arriba mencionadas son las más importantes.

Lo que no me gusta
Como no hay ningún lugar perfecto en este mundo, también las sociedades del bienestar tienen sus cosas malas. De lo que muchos nos quejamos es el clima. Los inviernos son oscuros y fríos y los veranos no muy calientes y por lo general lluviosos. Particularmente me molesta más la falta de luz que el frío, puesto que siempre sí me puedo abrigar más, beber bebidas calientes, etc., pero en contra de la oscuridad solamente puedo prender más lámparas y la luz es tan artificial que no me ayuda. A raíz de esto, más mi vivir en Suecia, tengo que tomar vitamina D de por vida, para compensar lo que no me da por vías naturales. Pero nada, el clima no lo podemos cambiar, así que ya prácticamente ni me quejo.

Hay muchos extranjeros, hispanohablantes y no, que han dicho que los daneses tienen una mentalidad rural o provincial. Así es, pero como vivo en la ciudad, tal vez he tenido mucha suerte y no la veo mucho (pero en los pueblos pequeños la cosa ya se complica). Para ser una de las naciones más prósperas, un país industrializado al cual le falta mano de obra, tienen una visión muy obsoleta y “cuadrada” de los extranjeros y las políticas de inmigración. En parte, creo que es así porque este es un país con una población muy homogénea y que no está acostumbrada a ver la cantidad de inmigrantes que hay ahora y que hay un partido político que aspira a tener una “Dinamarca para los daneses” (aunque estas razones no justifican la xenofobia, el maltrato ni los comentarios derogatorios y de mal gusto para con nosotros).

Con esto no quiero decir que dejen entrar a todo el mundo a diestra y siniestra, pero me resulta contradictorio que un país que necesite mano de obra cualificada se las ponga tan difícil a uno.

Al llegar la bienvenida no es cálida (y no es que esperemos un grupo que lo reciba a uno en el aeropuerto). Las entidades gubernamentales dan por sentado que uno sabe cómo las cosas funcionan acá o adónde buscar la información que uno necesita (lo cual no siempre es cierto). De hecho, me han dicho que las cartas se las mandan a uno en danés aunque el destinatario no hable el idioma, así como que los formularios para registrarse, para abrir una cuenta de banco, etc. solamente están disponibles en danés. Para ser un país con un alto porcentaje de personas que hablan inglés muy bien, me parece justo que lo mínimo que debería ofrecer este país es formularios básicos en inglés.

A mí me molesta el hecho de que los daneses no sepan aceptar críticas (constructivas) de su país, sus sistemas, etc. Tan pronto un extranjero tiene algo que decir al respecto, cuando no saben decir otra cosa o justificar el por qué las cosas son como son, la respuesta por parte de los daneses que no saben argumentar y defender sus opiniones es “si no te gusta, vete”.

Por estas (y otras) razones muchos extranjeros han optado por tirar la toalla y mudarse a países donde a ellos los vean como contribuyentes y no como cargas o como “gente que viene a robarse el trabajo de los nativos” (trabajos que, por cierto, estos nativos no quieren tomar bajo ningún concepto).

Vuelvo y reitero que estas cosas pasan en todos lados y que, como humanos que somos, siempre se cometerán errores.

Aclaro esto de que los daneses son “fríos, poco amigables”. Lo que hay que entender es que esta no es una cultura de cachondeo, como nosotros los latinos/españoles. Esta gente es amigable pero a su manera, y a la privacidad se le da mucha importancia. Por eso, aunque quieran juntarse con uno, es muy raro (por no decir imposible) que den el primer paso, sino que esperan que nosotros tomemos la iniciativa. Ahora que estoy estudiando con daneses y extranjeros, me parece interesante que los chicos daneses que han nacido y/o crecido en el extranjero tienen las mismas observaciones que yo, y se sienten tratados como si no fueran daneses a pesar de que hablan el idioma impecablemente (pero tal vez con un poco del acento del país donde crecieron). Así son ellos y como tal hay que aceptarlos, ya que no van a cambiar su mentalidad de la noche a la mañana.

Recomendaciones ante una posible mudanza por estos lares
Si uno hace una búsqueda en internet la mayoría de los artículos que aparecen, pintan a esta ciudad como que es el paraíso en la tierra. No hay tantos escritos que muestren la realidad, las cosas como son, ya que en la mayoría de los foros de internet las cosas son muy negativas. No hay un punto medio, con lo cual espero que mi versión se acerque al centro lo más posible. Lo mejor es, como ya mencioné, el averiguar con gente de su mismo país (o alguno parecido) que ya resida aquí.

Si ya se ha tomado la decisión de venir para acá, tenga en cuenta que probablemente uno va a pasar trabajo como extranjero, y sobre todo si no se habla el danés. Aquí se puede conseguir trabajo solamente hablando inglés, pero esos trabajos son muy pocos, no pagan muy bien y hay mucha gente detrás de ellos. Ahora bien, no es imposible y conozco a muchos que han conseguido trabajo. De hecho, en los 2 trabajos que he tenido en esta ciudad no se me ha requerido hablar danés, pero mi situación es diferente porque hablo sueco. Claro que si el extranjero ha venido por motivos laborables, este párrafo no es relevante.

También hay que venir con mucha paciencia y sentido del humor, sobre todo porque para que el empleo, la vivienda, etc., se den de una vez o hasta relativamente rápido hay que tener mucha suerte (tenga uno o no el idioma danés). Y el sentido del humor vendrá bien si se tiene la desgracia de toparse con gente mala.

Muy importante es el de armar un grupo de personas con las cuales uno se pueda juntar a hablar su idioma, a tomar café/té/cerveza (o cualquier otro idioma que uno domine y pueda tener en común), para pedir ayuda o hasta para desahogarse y sobre todo al principio cuando todo es extraño y/o complicado. Personalmente creo que no está bien el que mucha gente se obsesione en tener amigos daneses solamente para acabar decepcionados, pues los daneses no hacen amigos a lo loco y de hecho, después de la escuela secundaria ya no hacen amigos como los hacemos nosotros. Creo que es mejor hacer amigos, sin distinción de nacionalidades, y punto. Si se quiere practicar danés, hay varios grupos tándem de prácticas de idiomas por internet.

Conclusión
Aunque se vea como que tengo más cosas negativas que positivas que decir, la verdad es que comparando esta ciudad con muchas otras, las ventajas son más que las desventajas. He tenido muchas experiencias positivas y negativas y por eso reitero que hay que estar preparado económica y mentalmente para vivir en una cultura tan diametralmente opuesta a la nuestra, para bien y para mal. Luego de que uno consigue trabajo y vivienda, y se arma el compinche, se pueden sobrellevar muchas cosas. Hoy precisamente me recordó una amiga que las cosas no siempre van como uno quiere, pero la actitud que uno toma ante ellas hace la diferencia.

Con todo y que, de momento, lo negativo me pesa un poco más que lo positivo, todos los días hago lo posible no solamente por crecer como persona y como profesional, sino por ser un miembro que aporta a la sociedad en la que vivo.
Anuncios

2 comentarios en “Copenhague a casi 2 años de mi llegada: mi experiencia

  1. Ivette dijo:

    Hola compaisana, tu blog es estupendo!!
    Fue de mucha ayuda leer tu articulo ya que como tu soy dominicana y me ire a vivir a Dinamarca en poco menos de un mes. Tengo 26 años y hace poco contraje matrimonio con mi mejor amigo, quien es de nacionalidad danesa.
    A pesar de que domino el ingles, por el momento mis mayores temores son el idioma y mi adaptacion. Ya tengo bien claro la nueva ley aplicado a nuevos residentes con eso de que tengo un minimo de 6 y maximo de 9 meses para aprender a manejar el idioma, cosa que asumire como un reto.

    Conoci Copenhague este año y desde el punto de vista turistico quede encantada, eso sin mencionar la amabilidad y buena acogida que tuve por parte de la familia de mi esposo.

    Sin embargo como todo extraño no quiere perder un poco de ese contacto con su raiz me encantaria conocer compatriotas y/o demas latinos con quien sentarse para platicar en mi idioma y como dices tu, desahogarse (en el caso que se necesite =D ).

    Desde hoy te sigo.
    Saludos desde santo domingo!

  2. latinaencph dijo:

    Hola Ivette,

    Perdona por la tardanza.

    ¡Enhorabuena por tu visita! Acá en DK hay muchos hispanohablantes. Te recomiendo que en Facebook entres a los grupos de españoles en DK (hay 2, el más activo es el que tiene más gente), el que se llama Latinos en Dinamarca y está el de Comunidad Latina.

    El idioma es un reto, no te miento, pero a mi entender no te dan 9 meses para que lo domines, sino que para que pases unos exámenes. Ahora bien, a mí no me correspondió esa parte, por lo que igual yo puedo estar equivocada.

    Gracias por leerme y cualquier cosa aquí estamos 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s