Cultura con sabrosura

Como no sólo de trabajo (o estudios, en mi caso) vive el ser humano, en estos últimos 10 días he salido a “coger cultura” tanto en Copenhague como en Londres.

El primer evento fue el espectáculo de ballet Come Fly Away, en el Teatro Real de Copenhague. Este espectáculo se sitúa en un nightclub donde varias parejas experimentan la montaña rusa que es enamorarse: viven la magia del primer beso y el tiempo donde todo va bien para luego experimentar el dolor y la angustia de la ruptura. La música combina las canciones de Frank Sinatra (solamente la voz) con una orquesta en vivo, que el bajista danés Chris Minh Doky formó para la ocasión.

Espectáculo de ballet Come Fly Away (@latinaencph en Instagram)

Fui a esto con 3 amigas y los asientos que compramos fueron de los más baratos, los cuales normalmente están en “caseldiablo” (casa del diablo, muy lejos). No tuvimos una vista muy allá que digamos de la tarima, pero vimos lo suficiente como para disfrutar del evento. Los 4 asientos que se ven en el balcón de la foto de arriba son los asientos de la familia real danesa.

Ahora bien, como fue la primera vez que fuimos a este teatro, ya sabemos que para la próxima haremos una inversión un poco mayor, para por lo menos podernos sentar en el medio y poder ver la tarima completa. De todas formas, el edificio por dentro me pareció bonito, con techos altos, frescos en el techo bonitos, asientos cómodos y buena acústica.

Espectáculo de ballet Come Fly Away (@latinaencph en Instagram)

De Copenhague nos vamos a Londres al concierto de Juan Luis Guerra (JLG). La gira europea de JLG no lo llevó a muchos sitios y de las fechas que tenía solamente la de la presentación en Inglaterra era la que más me convenía. O bueno, pude haber ido a París, pero París no me gusta tanto como Londres (y aquí les doy un minuto para que recuperen el aliento después de haberme echado 80,000 maldiciones haha).

El concierto fue en el prestigioso Royal Albert Hall, que es una sala de conciertos divina. No, esperen. DIVINA. Excelente acústica, asientos muy cómodos y un tanto espaciosos (aunque yo no necesito mucho espacio) y bonito por fuera y por dentro. Creo que la próxima vez que vaya a Londres haré el tour del lugar, porque se ve que vale la pena.

Sobre la contraparte (el acto antes del acto principal) no diré gran cosa, porque según yo la cantante no dio la talla, pero el guitarrista cubano fue bueno. Ahora bien, JLG estuvo excelente, como siempre lo recuerdo. Cantó canciones viejas y nuevas por como hora y media y en el receso de los vocalistas, los percusionistas nos entretuvieron con un solo de tambora, güira, timbales, etc.

Concierto de Juan Luis Guerra en Londres (@latinaencph en Instagram)

Hubo un momento en que las luces del espectáculo tenían los colores de mi querida bandera tricolor (azul, rojo y blanco). Y también vi varias banderas dominicanas en varias partes de la sala de conciertos y los dueños de las mismas se las pusieron encima, igual que como lo hice yo.

Exhibiendo mi dominicanidad (@latinaencph en Instagram)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s