Pasando revista al año 2013 y resoluciones de año nuevo

Ya estamos a 2 días de despedir el 2013 y darle la bienvenida al 2014. Al finalizar un año, me gusta reflexionar sobre el año anterior y plantearme algunas resoluciones para el año que va a comenzar.

Me propuse 2 resoluciones para el 2013 que, aunque no lo dije en la entrada correspondiente, me las planteé como resoluciones a largo plazo. A largo plazo porque son cambios de estilo de vida y, para hacer que esos cambios se vuelvan hábito, hay que hacerlos constantemente y poco a poco.

Resoluciones de año nuevo 2013

Imagen enlazada desde couchavenue.com.

De las 2 resoluciones, puedo decir que las he ido cumpliendo (diría que casi religiosamente):

1) Entrarle a los estudios de Diseño de Multimedios con ganas: esta resolución tiene varias partes, entre ellas la de tratar de tener la misma disciplina que tenía en mis tiempos de estudiante.

Diseño de multimedios

Imagen enlazada desde bachelorstudies.com.

Sobre esta resolución debo decir que no tuve muchos problemas en el primer semestre, ya que todo era nuevo y tenía muchas ganas de aprender y ser buena estudiante. Esa parte se me dio bien, al punto que algunos profesores y estudiantes conocen mi trabajo y me permiten usar algunas herramientas que a los otros no les permiten.

Uno de mis contratiempos principales para lograr esta meta es mi nivel de ambición. Mi nivel de ambición era (es) muchísimo más alto que mi nivel técnico, y esto me trajo mucha frustración, pero al comenzar el segundo semestre bajé mis expectativas y mi nivel de ambición, por lo de que “grano a grano se llena la gallina el buche”. Poco a poco se aprende bien y siempre sí se puede ajustar el nivel de “dificultad” de la tarea a realizar según lo permita el deadline para entregarla.

Habilidad vs ambición

A esto debo aspirar. Imagen enlazada desde timelessinformation.com.

Entré al segundo semestre con las mismas ganas pero con un nivel de ambición y expectativas más bajo. Aún así, este semestre creo que fallé un poco con lo de las ganas, puesto que según el semestre avanzó, perdí mi motivación muchas veces al punto de que quise dejar los estudios. Afortunadamente, no me gusta dejar cosas sin terminar y no los dejé, puesto que entonces no podría alcanzar mi meta de superación personal.

Esta resolución presentó un desafío mayor del que pensaba, el de acostumbrarme a estudiar en Dinamarca. En muchas de las entradas anteriores, han visto cómo he descrito lo bueno, lo malo y lo feo de este sistema educativo, y lo diferente que es comparado con el sistema educativo dominicano. Me he acostumbrado a la escuela y a la forma de ser de los profesores, aunque la frustración a veces llegue a niveles donde lo que quiero hacer es mandar todo al carajo…pero aquí seguimos y espero seguir aprendiendo cosas, tanto al nivel académico como personal.

2) Bajar de peso y reducir el consumo de los “alimentos peligrosos”: ¡aquí sí que flaqueé al principio! Se me olvidó lo de “reducir en vez de eliminar” y de hacer los cambios gradualmente y de un día para otro “eliminé” todo lo que consideraba peligroso (harina blanca, azúcar y grasa – todo en demasía). Siempre tenía hambre, por más que comía, y ¿qué pasó? Subí de peso y estaba muy irritable.

Bajar de peso

Saludablemente y sin prisa. Imagen enlazada desde es.tendencias.yahoo.com.

¿Qué hice, entonces? Mandé esa “dieta” al carajo y decidí comer lo que se me antojara, pero reduje las porciones y la frecuencia. Trataba de ir al gimnasio pero casi nunca podía, y como me causaba estrés el pagar una membresía y no usarla, la cancelé y empecé a caminar a todos lados (siempre y cuando lo permita el tiempo). ¿Resultado? He estado bajando de peso, ejercitándome sanamente, he descubierto lugares de la ciudad que no conocía y en esas caminatas, la solución a cualquier problema académico (de alguna tarea) ha llegado por sí sola.

En lo personal, también tuve muchos altibajos con esto de las fases que un extranjero vive en el país de acogida. Hay días en que todo va bien, días en que todo va mal y días en que las 2 cosas pasan. A veces me he podido reponer de los bajones, pero otras veces no. Creo que es muy normal, sobre todo en el invierno cuando la falta de luz solar me afecta el ánimo.

¿Qué haré en el 2014?
Puesto que mis resoluciones del 2013 son a 2 años, las seguiré en el 2014, y también me propongo lo siguiente:

1) Tratar de tener paciencia: si hay algo que va a acabar conmigo, es mi falta de paciencia. Esto sí que es más fácil dicho que hecho, pero debo buscar alguna estrategia de vida que me permita manejar mi impaciencia de manera positiva.

2) Tratar de ser aún más tolerante: no sé si esta resolución esté relacionada con la #1, pero este año en Dinamarca ha puesto a prueba mi tolerancia.

Para finalizar esta entrada, les deseo un feliz año 2014. Que el año nos entre bien y que todas nuestras metas se cumplan.

Feliz año 2014

Imagen enlazada desde imagenesoriginales.com.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s