FAQ: Transporte público

El transporte público en Copenhague funciona de manera excelente, lo cual hace que tener carro no es absolutamente necesario. En la ciudad, tenemos 3 formas de transportarnos, a saber:

Metro: el metro tiene actualmente 2 líneas que conectan a Vanløse con Vestamager o el aeropuerto. Es un vehículo un tanto pequeño (y se siente sobre todo en horas pico) pero pasa aproximadamente cada 2 minutos en hora pico por las paradas que las líneas tienen en común. En las paradas que son únicas, sería aproximadamente cada 4 minutos.

Un vagón del metro.

Un vagón del metro. Fuente.

Para hacer la ciudad aún más accesible, se está construyendo la línea circular (llamada Cityringen) y una línea semicircular que va hacia el área de Nordhavn, las cuales se esperan estén terminadas en el 2018.

Las líneas actuales del metro.

Las líneas actuales del metro. Fuente.

Tren “S-tog” (creo que se puede traducir como cercanías): estos trenes conectan las periferias, pasando por lo que se considera el centro de la ciudad (en casi todos los casos, pero también hay una línea transversal).

El S-tog tiene 6 líneas regulares y una que ponen en horas pico. La frecuencia de estos trenes, que son un poco más largos que los del metro, es de 10 minutos para todas las líneas excepto la línea F (transversal), la cual es de 5 minutos.

Líneas del S-tog.

Líneas del S-tog. Fuente.

Los trenes de tanto el S-tog como el metro son cómodos y silenciosos. El metro tiene la particularidad de que es sin chófer, por lo que mucha gente se sienta en la parte delantera y pretenden ser quienes manejan (incluída yo).

Buses: hay una red extensa de buses, los cuales se clasifican en buses A, buses S y los “normales”. Los buses A y S son buses con alta frecuencia, con la particularidad de que los de tipo S son “expresos”. Los “normales” tienen solamente el número de la línea en la parte delantera, mientras que los A y los S tienen el número de la línea y la letra que le corresponde.

Bus tipo A.

Bus tipo A. Fuente.

Estos medios de transporte se rigen por compañías diferentes, pero los boletos del transporte están unificados. Lo cual quiere decir que con comprar un boleto, uno se puede transportar en cualquiera de los medios antes mencionados, además de los trenes que van a Suecia. Lo que sí hay que tener en cuenta es el número de zonas entre el punto A y el punto B. Mientras más zonas, más caro el boleto, pero se cuenta hasta 9 zonas, con lo cual se puede andar prácticamente en todo Copenhague y hasta en una buena parte de la isla de Selandia.

Mapa de zonas.

Mapa de zonas. Facilito de entender. Fuente.

Lo de las zonas no parece tener lógica, por lo que lo mejor es chequear en Rejseplanen.dk, que no solamente da alternativas para ir de A a B, sino que da la cantidad de zonas y el precio del pasaje del viaje en las opciones que informo a continuación. Sin embargo, mientras más vivo en esta ciudad, más me doy cuenta que a veces Rejseplanen no da la mejor opción. O sea, porque tal vez conozco el destino de forma general pero no estoy muy segura, voy e indago, solamente para ver que puede que haya otra manera. Aun así, es altamente recomendable.

Aquí muestro la tarifa vigente según el número de zonas:

Precios según la cantidad de zonas.

Precios según la cantidad de zonas. Fuente.

Los boletos que se pueden comprar son:

Boleto sencillo: como su nombre lo indica, para un viaje. Me parece que se puede hacer trasbordos, pero no estoy segura. Lo recomiendo solamente en caso de que se tome transporte público con muy poca frecuencia, porque las otras alternativas hacen que los viajes salgan más baratos.

Abonos mensuales. Para sacar éstos, hay que tener una dirección en Copenhague. Se sacan por zonas, por lo que es bueno consultar el mapa de zonas o Rejseplanen para saber exactamente las zonas que uno necesita comprar.

Rejsekort: es una tarjeta electrónica que uno recarga con una suma específica, la cual se va usando según uno haga check in (al comenzar el viaje) y check out (al llegar al destino). Si por razón alguna se le olvida a uno hacer check out, después de X horas se descuentan 50 coronas (DKK). Esta tarjeta no me acaba de convencer y por eso no la he sacado. No sé bien cómo funciona, por lo que pongo el enlace de la página oficial de la misma para más información al respecto.

Rejsekort.

Rejsekort. Fuente.

Hay otros tipos de boletos según las necesidades como los FlexCard,  abonos para estudiantes, abonos para pensionados, tarjetas de turismo, etc. Para ver la oferta actual, remito a la página de DSB.

De más está decir que al abordar un vehículo del transporte colectivo, hay que tener un boleto vigente. Si bien es cierto que solamente en el bus se enseña la tarjeta, tanto en el metro como en los trenes se hacen chequeos cada cierto tiempo. La multa por no tener un boleto vigente es 700 coronas (DKK), si no estoy mal informada.

La próxima entrada será sobre la cultura ciclista y dónde comprar bicicletas a precio módico.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s