Restaurantes: Portugalo – un pedazo de Portugal en Copenhague

Lisboa me conquistó desde la primera vez que visité esta ciudad hace ya un par de años, sobre todo porque cuando las personas que allí vivían (en aquel tiempo, me imagino que todavía viven) me hablaban en portugués y me preguntaban que si era de las islas. Recuerdo que el viaje fue un fin de semana y a partir de ahí he vuelto en varias ocasiones, donde siempre recibo ese trato tan cordial, como si fuera “una de ellos”.

Me enteré de este restaurante porque había una oferta en la página Groupon. Dicha oferta era por un menú a 3 tiempos, con platos ya pre-seleccionados. Como ya saben, soy súper “delicada” (léase: mañosa) para comer y cuando leí los platos incluidos y me di cuenta de que no tengo muchas mañas para con los platos que el restaurante había pre-seleccionado para este fin, decidí aprovechar la oferta.

Fachada frontal del Restaurante Portugalo

Restaurante Portugalo. Fuente.

Llegamos al restaurante unos 5 minutos tarde. La música era portuguesa e iba desde algunas canciones en estilo fado hasta música ya un poco más alegre. Yo conocía el sitio porque antes había un restaurante camboyano con muy buena comida. La decoración del lugar está basada en detalles, como cuadros que muestran un poco de la vida en Lisboa y unas lámparas chulísimas hechas de madera que con la luz creaban unas sombras de formas bonitosas.

Detalle en la entrada.

Detalle en la entrada.

Decoración en el lugar.

Decoración en el lugar.

El entrante era un caldo verde, el cual es una sopa caliente de col rizada (un tipo de repollo verde) con rodajas de chorizo portugués. La sopa tenía muy buen sabor y era muy aromática y a una temperatura muy buena, ya que el día que fuimos había llovido el día entero y hacía frío. Esta fue una buena forma de calentarnos.

Caldo verde.

El plato fuerte fue pernil de cordero al horno, servido con migas. Las migas son algo así como pedazos de pan cocidos con verduras y habichuelas (frijoles). La consistencia de la carne de cordero y el sazón que se utilizó para cocinarlo me recordó el sazón de mi tierra. Yo no suelo comer carne de cordero porque me parece que tiene un sabor algo fuerte para mi gusto, pero este pernil me lo comí con gusto aunque no me pude comer todo porque me estaba llenando y había que guardar lugar para el postre.

De postre, nos dieron a elegir entre creme bruleé y manzana asada con canela y vino de Oporto. Opté por la manzana, la cual estuvo muy rica.

Manzana asada con canela y vino de Oporto.

Para tomar, pedimos un vino tinto de la región de Alentejo, el cual balanceó muy bien con los sabores de los platos. También me gustó que ellos tienen mi vinho verde favorito 🙂

Vino y tapas portuguesas.

No nos comimos todo esto 😉 Fuente.

En conclusión, para mí el restaurante era como estar en Lisboa. Me parece que el restaurante tiene una buena relación calidad-precio, porque aunque fuimos con una oferta de Groupon, el tamaño de las porciones fue suficiente para salir de ahí llenos. Nos atendió un chico llamado Luís (espero haber escrito el nombre bien), quien nos dio muy buenas atenciones, como ya me acostumbraron los lusos (portugueses). Al pagar por la bebida (que no estaba incluida en la oferta), me respondieron con “gracias, Mariel”.


Portugalo
Dirección: Nørregade 22, Copenhague K
Teléfono: (+45) 33 93 81 10
Internet: http://www.portugalo.dk (en danés pero el menú está traducido al inglés)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s