Frutas y vegetales exóticos que he encontrado en Copenhague

Un comentario, a veces a modo de queja, común que he escuchado de muchos extranjeros es que “no hay variedad en cuanto a frutas y verduras”. Yo en varias (si no muchas) ocasiones he dicho esto.

Si bien es cierto que los supermercados y mercados de esta ciudad no tienen la variedad que se puede encontrar en América Latina o en España, sí he encontrado algunas cosas que me encuentro exóticas. Como estoy en un período de vagancia productiva, he cedido a la tentación de comprar algunos de estos productos e inventar platos de los cuales tal vez escriba en este blog.

Esto que aquí considero exótico se debe a que son frutas y vegetales que no conocía o había visto hasta mudarme a Suecia o Copenhague. También he observado que viviendo por estos lados mi definición de exótico cambió, puesto que los escandinavos consideran que tanto mi país de origen como yo somos exóticos.

El otro día caminando en Torvehallerne me puse a mirar el mercado de frutas, vegetales y flores cuando me topé con unas zanahorias moradas. No sabía que hubiera zanahorias de otro color que no sea el habitual naranja, así que empecé a maquinar que tal vez podrían ser buenas en jugo y compré algunas. Ahí mismo también compré algunas naranjas rojas, cuya existencia también desconocía. Combiné no hace mucho las zanahorias moradas con las naranjas rojas, un poco de pepino, hielo y naranjas “de las normales” y me hice un jugo a modo granizado muy sabroso.

Jugo de zanahoria morada, naranja, naranja roja y pepino

Antes de hacer el jugo, probé un pedacito y me pareció que tenía un sabor menos dulce que la zanahoria de color naranja. Guardé algunas y las hice al horno, junto con unas papas azules que también encontré en Torvehallerne. Ya conocía estas papas de antemano, pero había pasado mucho tiempo desde que las comí. Aparte de Torvehallerne, este tipo de papas lo he visto en muy contadas ocasiones en Lidl.

Papas azules y coliflor morada.

Otra rareza en el mundo vegetal, al menos para mí, fue encontrarme con unas coliflores de color morado (foto anterior) y verde. La coliflor verde me dio la impresión de ser un híbrido entre brócoli y coliflor blanca. La verde ya la había visto con anterioridad en Barcelona y en Suecia, pero no fue sino hasta ahora que me aventuré a probarla. Esta coliflor la compré en Torvehallerne.

También en Torvehallerne vi unos tomates cherry que, por su color, los mercadeaban como “tomates chocolate“. Los compré e hice una ensalada con ellos y su sabor no es tan dulce como el de muchos tipos de tomates cherry, sino que tenía notas agrias. Me gustaron pero no creo que los compre de manera habitual, pero daban buen sabor y contraste a una ensalada que hice, que contenía estos tomates, otros tomates cherry, zanahoria morada, pepino y quezo mozzarella fresco.

Tomates chocolate. Ensalada de tomates chocolate, tomates cherry, pepino, zanahoria y queso mozzarella.

Por último, también he visto y comprado en Fakta y Torvehallerne unas remolachas (betabeles) amarillas y a rayas. No tengo fotos de éstas, pero son como se muestra en la foto a continuación.

En conclusión diré que la diversidad en esta ciudad no será tan grande como en la mía, pero sí muy interesante. Es cuestión de comprar en varias tiendas, si se dispone del tiempo, el dinero, la curiosidad y la paciencia para hacerlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s